Discapacitados

La tercera planta del edificio Las Carolinas está diseñada pensando en personas con movilidad reducida. Las cocinas y los pasillos de los apartamentos de esta planta, así como un baño en cada apartamento, están adaptados a personas en silla de ruedas. El acceso desde el garaje y a la piscina comunitaria están libres de barreras arquitectónicas. Además la piscina dispone de un acceso adaptado a personas con movilidad reducida.

Muchas de la playas cercanas a los apartamentos tienen accesos aptos para sillas de ruedas.

Las siguientes fotografias son de los pisos de la tercera planta.

La piscina tiene acceso para personas en silla de ruedas.

Top